La respuesta

La señora de los misterios tenía un destino para mí que no era la muerte. Había muchas cosas por hacer, cosas que nunca hubiera soñado o pensado que sería capaz de llevar a cabo.

La destrucción a mi alrededor era patente, el hechizo lanzado era el más poderoso que conocía, tanto que me dejó exhausto. Los pocos supervivientes entre los que contemplaron la escena cambiaron sus expresiones de jolgorio y alegría por la sangre que estaba siendo derramada en la arena, por una más acorde a la situación: pánico. Habían sido testigos de la magia más poderosa que puede salir de un hombre y aunque seguían vivos, las piernas les pedían a gritos que corrieran donde no pudiera encontrarles jamás.

Tres meses pasaron, tres meses en las que el sol y la luna visitaron el cielo, viento y lluvia arrastraron los restos de la contienda. Tres meses, en las que una extraña dolencia me dejó impertérrito, en mitad de la nada, donde un día me jugé mi destino. Tres meses en los que el tiempo y el espacio, los problemas comunes de la vida, todo lo superfluo careció de importancia: las cosas importante brillaban en la oscuridad y pude comprender al fin el significado de la vida.
Nadie  en ese tiempo se acercó a socorrerme: de vez en cuando algún niño curioso se acercaba a jugar entre los escombros, ante los gritos de sus padres ordenándoles que no se acercasen: no sabían el favor que me estaban haciendo.
Perdida la noción del tiempo, el suelo empezó a temblar. No era un temblor cualquiera, era arrítmico y aumentaba por momentos: caballería, no muy lejana y seguro que no con muy buenas intenciones.
No era capaz de moverme, pero debía moverme. Debía moverme, debía levantarme, debía abrir mis pulmones, debía hinchar mis músculos, debía…

Anuncios

Todos callan excepto:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s