Apaga mis llamas con gasolina

Aquí va una recopilación de grandes frases del juego de Max Payne. No duden en pasárselo si cae en sus manos. Varias veces si hace falta, como el menda que se lo acaba de rejugar. Pronto pondré del segundo episodio de la saga que en breve será trilogía.

  • Mi beretta se agitó nerviosa bajo mi abrigo.
  • Pero los sueños tienen la mala costumbre de echarse a perder cuando no estás mirando.
  • Ya estaba tan lejos del punto sin retorno, que ni siquiera podía recordar cómo era cuando pasé junto a él.
  • Reunir pruebas se había quedado anticuado hace ya unas cien balas.
  • Una cosa con la que podrás contar: presionas demasiado a un hombre y más pronto o más tarde, él te responde.
  • La suerte siempre llega con una etiqueta con el precio.
  • No había gloria en esto. Yo no había pedido esta mierda. Los problemas habían venido a mí, en grandes y oscuros enjambres. Los buenos y los justos eran como el polvo de oro en esta ciudad. Yo no me hacía ilusiones, no era uno de ellos. No era un héroe. Sólo yo y una pistola y el delincuente. Mis opciones se habían relegado a un solo camino.
  • Después del año 2000, el fin del mundo se había convertido en un cliché. Pero quién era yo para hablar, un vengador desvalido deambulando en una lucha contra un imperio del mal, dedicado a corregir una grave injusticia. Todo era subjetivo. Sólo había apocalipsis personales. Nada era un cliché cuando te ocurre a ti.
  • El truco en mi situación era que no había truco, no importa lo que digan las películas. Sin reglas, sin mantra secreto, sin mapa de carreteras. No se trataba de lo listo o lo bueno que fueses: se trataba del caos y la suerte, y cualquiera que pensase de modo diferente era un tonto. Todo lo que podías hacer es resistir furiosamente, tanto y tan duro como pudieses.
  • Hay que reconocer que la diosa fortuna es una verdadera furcia y que uno solo es carne fresca.
  • La verdad dividió y abrió mi cerebro, una luz verde brillante se llevó todas las mentiras. Mi pasado eran simplemente viñetas fragmentadas, palabras colgando en el aire como globos: estaba en un comic. Tan divertido como el infierno, era la cosa más horrible en la que podía pensar.
  • La verdad era una ardiente grieta verde a través de mi cerebro. Las estadísticas de armas colgando en el aire, vistas fugazmente por el rabillo de mi ojo. Repetición sin fin del acto de disparar, el tiempo ralentizándose para mostrar mis movimientos. El sentimiento paranoico de alguien controlando cada uno de mis pasos: estaba en un videojuego. Endemoniadamente divertido, era la cosa más horrible en la que podía pensar.

Anuncios

Un comentario en “Apaga mis llamas con gasolina

Todos callan excepto:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s