Enseñanza zen

Si te tienes que enfadar, enfádate con tu enfado. Porqué mientras no seas capaz de enfrentarte a tus obstáculos de otra manera, la energía de tu enfado, irá primero a por ti, y tú serás el primer perjudicado/a.

En cuanto alguien se enfada, pierde. No es necesario luchar. Él mostró su impotencia, su miedo. ¡Eso es suficiente! Su ira revela que es un cobarde. Ahora pelear no tiene sentido: el otro ha ganado. Él es el vencedor: permaneció tranquilo. Nada pudo sacarlo de su centro. Nada pudo desconectarlo de la tierra. Permaneció integrado.

El enfado roba mi alegria, roba lo bueno de mi mente, obliga a mi boca decir cosas terribles, vencer el enfado aporta paz mental, ayuda a no tener remordimientos, si venzo el enfado, sere encantador y me querrá todo el mundo.
– ¿Se está usted burlando de mi?
– El universo se burla de todos nosotros.
– ¿Por qué crees que el universo se burla de todos nosotros?
– Tal vez esté inseguro.

Anuncios

Todos callan excepto:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s