La X marca el lugar

Recuerdo un cuento de Jorge Bucay. Decía algo así: Un hombre vienés tuvo una noche un sueño. Soñaba con Praga, un puente, un árbol en su orilla y bajo él, un gran tesoro. Este hombre al despertar, decidió que ese tesoro merecería la pena, así que se puso a trabajar duro para conseguir suficiente dinero…